viernes, 2 de febrero de 2018

La soledad de Colau

No se puede servir a Dios y al diablo al mismo tiempo, esto es lo que ha sucedido con Colau, si yo fuera catalana la seguiría votando porque sus politicas son claramente de izquierdas y porque no voy a encontrar un político perfecto que haga todo lo que yo desearía,pero no justifico su ambiguedad en cuanto a si república si o no.

Muchos nos quedamos perplejos cuando en una entrevista  la Alcaldesa fue incapaz de responder si aceptaba la república, es una experta en echar balones fuera, se las arregló para no contestar. Imagino que molestó al independentismo, del cual tenía votos, pero quizás mucho más al votante que apostó por ella y no quiere la secesión de Cataluña.Hay expertos en ir al sol que más calienta y Ada es una de ellos.

Ahora los mismos de su partido no apoyan sus presupuestos para 2018, tiene una papeleta enorme, tan solo ha recibido 11 votos. Le están lloviendo las criticas como gestora, algunas quizás injustificadas, el sector conservador del independentismo no ve con buenos ojos determinados gastos públicos. Ada prioriza el gasto en combatir la pobreza y la desigualdad social, unas políticas claramente de izquierda que muchos alabamos, pero su posición ambigüa con el independentismo le está pasando factura


Animales y humanos.

Hay fotos que impactan por un motivo u otro y que merecen ser vistas. Esta es de Brasil del año 2011, hubo un corrimiento de tierras y e...