martes, 26 de diciembre de 2017

Guerra sucia en el Vaticano

Se puede hablar sin temor a errar, de lucha encarnizada dentro de la Iglesia, entre el sector progresista encabezado por el Papa y sus nueve cardenales de confianza y el sector más reaccionario-  
    Hay que buscar a quien se puede atacar, porque a todos no es posible, asi que se mira con lupa y a veces hay un resquicio, es lo que ha sucedido con el cardenal Maradiaga, se le acusa de corrupción financiera y de haberse quedado con un dinero que no era para él sino para la diócesis, en Honduras han dicho que eso no es cierto, pero el veneno ya ha sido lanzado por las serpientes que andan sueltas por el Vaticano.
    Todo vale en esta guerra, lo he visto aquí también, otro que está en el punto de mira es Osoro, que tampoco gusta, a este le acusan de comer con Carmena, pero claro esto no es un delito, así que imagino andan buscando en las basuras por donde atacarlo, mientras que Rouco permanece impune en su ático de 700.000€.

Nostalgia de un siglo.

Soy seguidora de Nigel Fowler Sutton desde hace un par de años. Un día por casualidad buscando información sobre Rusia, encontré un vi...