miércoles, 29 de noviembre de 2017

Objetividad historica

Hoy una amiga escritora residente en Valencia me mandó este dibujo y me preguntaba en que grupo estaba yo, lo que dice el dibujo no me aclara mucho, pero me considero bastante objetiva a la hora de escribir, porque hasta ahora lo poco que he escrito es sobre un personaje controvertido:Lenin.Hablar sobre él no es fácil, adorado por unos como un Dios y denostado por otros como el maligno.Para mi tuvo sus luces y sus sombras,intenté verlas, y así lo dije, y suele suceder que cuando ves los defectos y también las virtudes que las tuvo todos terminan odiándote.
   Para las webs comunistas su vida privada no interesa, lastima,hay que conocer ese aspecto, y para los anticomunistas poco menos que hice una oda del personaje, por eso se que es difícil encontrar el punto medio.
   A la hora de valorar una obra otros aspectos cuentan,¿ es rentable lo que escribes,o para un público minoritario? luego pueden valorar otras cuestiones como estilo literario. 
Ser objetivo no siempre es fácil cuando se escribe,porque siempre hay un sector que te ve como en el otro lado.
  He visto a algún que otro sesudo investigador histórico decir barbaridades como estas, que digo a continuación, y digo el nombre del historiador, de mucho prestigio por cierto, Simón Sebag, dice Sebag en la biografía que escribió sobre Stalin: el único mérito de Molotov fue casarse con su esposa ( casualmente judía como él) fue un empollón sin ningún tipo de valía. ¿Se puede decir que Molotov llegó por ser un empollón? pues depende, si lo digo me crucifican y la editorial me manda a hacer gárgaras, si lo dice Sebag se publíca y se traduce a varios idiomas, muchas personas han leído tan solo una biografía con un punto de vista sobre un determinado personaje, sea Stalin o Franco y con esa visión se quedaron.

Nostalgia de un siglo.

Soy seguidora de Nigel Fowler Sutton desde hace un par de años. Un día por casualidad buscando información sobre Rusia, encontré un vi...