sábado, 18 de noviembre de 2017

Carmen Franco y su biografía novelada


Vivimos tiempos de novela histórica y después de conocer los amoríos de Suñer y la marquesa de Llanzol, ahora le toca al turno a la hija de Franco.
  Carmen fue una mujer guapa, nada tiene que ver que fuera la hija del dictador que gobernó España, para quitarle merito a su físico,era una belleza de la época, muy racial y con curvas, muy del gusto de los españoles. Cuando el marqués la conoció tenía una novia o medio novia, también con titulo, por que Bordiú no se acercaba a cualquiera, la novieta era Loli Cuba más conocida como  Kiko de Arcentales, hija de los marqueses de Fontalba, vi una foto en cierta ocasión y puedo entender que al marqués le gustara más la hija de Franco, pero muy enamorado no debía de estar, aquella fue una boda con 800 invitados ¡¡ se imaginan!! El marqués tenía cierta gracia andaluza, pues era de Jaén y le dijo: Tu cara me suena, no la había visto en ningún concurso, pero en los lugares que frecuentaban ambos era imposible que Martínez Bordiú no supiera quien era. y ahí empieza todo.La hija del Caudillo, era un bocado sustancioso, y los Martínez Bordiú supieron agasajar a  Doña Carmen, buenos regalos, y mucha lisonja, lo demás fue pan comido, Carmen se había enamorado del Marqués, algo playboy, por eso reciben ese nombre, si fueran esperpentos otro nombre tendrían.
Pero antes estuvo enamorada de otro hombre, Ninin Suarez, un guardamarína que a su madre le pareció poco y cortó la relación por lo seco,porque la sombra de la madre era alargada. Dice el libro que nunca tuvo libertad para nada, y su matrimonio supuso una liberación.
   Carmen recibió una educación esmerada pero no fue a la escuela, recibía clases de una monja teresiana, que quedó embarazada del chofer de Franco, y ya sabemos como era el Caudillo en cuestiones de sexo, se casaron y colorin y colorado..

 Volviendo a Carmen , yo no la critico por nada, ella nació donde nació, lo mismo que otros nacen en un arrabal y luchan contra la clase dominante, Inessas Armand hay pocas, la vida va marcando un cámino y el de Carmen fue lo opuesto al de Inessa en todo, yo me quedo con la segunda pero me abstengo de criticar a la primera. Ni la una ni la otra tuvieron culpa de nacer donde lo hicieron, las virtudes y los defectos los da Dios, pidanle cuentas a él.
     
   Su vida no ha sido un vía crucis, porque tuvo una infancia muy buena, por ser quien era, luego una juventud donde disfrutó, y aunque ya de casada tuviera que aguantar alguna infidelidad del Marqués, siguió disfrutando, haciendo lo que le gustaba, cacerías muy en boga en aquellos años, fiestas en Montecarlo, y después de viuda ha viajado por todo el mundo, hasta este verano, tiene 91 años y su cabeza funciona muy bien, que hay gente que con 60 ya tienen unas cuantas enfermedades a cuesta. Yo diría que ha tenido muy buen karma, con alguna pequeña cruz.
  
   Se por otra biografía que leí que es una mujer que no habla mal de nadie, siempre discreta . Cuando le preguntan en una entrevista sobre González y Carrillo que nunca pidieron la expropiación del Pazo de Meirás, ella contesta: es que aquellos eran políticos con otra clase; pero no le gustó que Suárez legalizara el Partido Comunista. Suenan extrañas estas palabras en la hija de Franco, pero hay quien sabe ver en la distancia.

        Seguro que habrá serie, puede que la vea, ya veremos. 


   En cuanto a su cáncer con metástasis, que le fue diagnosticado porque llegó muy cansada del viaje,su familia y amigos la apoyaran en estos momentos difíciles. Ella dice que no tiene miedo a la muerte, me parece bien, la muerte ya no es como antaño, esa gran desconocida, hoy el que no sabe es porqué no quiere, hay mucha información. 

La portada del libro me ha gustado mucho.

Peñafiel y el periódico la Republica

El periodista Jaime Peñafiel ha tenido una evolución política curiosa, comenzó asistiendo a las cacerias con Franco, no le incomodaba el...