domingo, 12 de noviembre de 2017

Colau y su ambigüedad

A estas alturas lo que menos interesa es el proces, lo de Colau riza el rizo, si Borrel la llamaba la emperatriz de la ambigüedad, para mi es la plusmarquista de los sillones. Cuando la escuché decir que estaba perpleja y que no sabía si Cataluña era una república me di cuenta que le daba igual que Cataluña fuera república o principado, siempre y cuando ella sigue al frente del consistorio; ahora hemos sabido que ha dejado colgado a Podemos a cambio de puestos en el gobierno con ER ¡¡ Así se llega!!.
 Podemos pinta mal en el futuro,en parte por culpa de Iglesias de no dejar claro desde el principio que no eran secesionistas, a Iglesias le pirra una manifestación y subirse al estrado, si hay que hacerlo para apoyar a la CUP pues se hace, hoy quizás esté arrepentido pero ya es demasiado tarde, debieron pensar en su momento que su electorado era una izquierda no independentista. No se puede pedir un referendum pactado si no es secesionista, porque es para pactar la independencia.
   Colau esperará el resultado electoral para saber si apoya a los "unionistas" o si se decanta por el independentismo. 
  Gestores así aunque lo hagan bien, pagan al final sus vaivenes con la perdida de votos.
   Yo a estas alturas estoy algo asqueada de ver lo sucedido en Cataluña, es cierto que hay partidos que han dejado clara su postura, y otros que han jugado a caballo ganador.

Peñafiel y el periódico la Republica

El periodista Jaime Peñafiel ha tenido una evolución política curiosa, comenzó asistiendo a las cacerias con Franco, no le incomodaba el...