lunes, 25 de septiembre de 2017

De nuevo Francisco en el punto de mira.


Todo  lo que hace Francisco es motivo de crítica, no encaja en un sector de la Iglesia, y ahora se le acusa de siete herejías contra la Iglesia y la familia. Algunos pensarán que el Papa está solo, pero no es así, muchos pasan y otros como siempre no se enteran o no quieren enterarse, que para el caso es lo mismo, detrás de esta "guerra" Amoris Laetitia, que lo único que pretende es suavizar la actitud de la Iglesia para con los divorciados, lo más curioso y esto no lo sabía, pero es cierto, es que los divorciados en Alemania si reciben la comunión, con los cual es anómalo, los alemanes si y el resto no. Es incongruente y por eso un grupo de obispos alemanes han reaccionado, ellos mismos dicen¿ porqué se permite en Alemania y en el resto del mundo no? no es algo nuevo, llevan ya algunos años, pero se llevaba en silencio.

Otra de las acusaciones es que el Papa tiene una cohorte de aduladores ¿y J.P II no? y ¿ Pablo VI, no? Ahora algunos quieren volver decir la misa de espalda a los feligreses. Es un retorno a los años oscuros de la Iglesia, anteriores al Vaticano II.

¿Pero realmente es esto lo que quieren los católicos?
Ya sabemos que hay católicos y católicos, unos quieren saber y otros no. 

La reforma constitucional, un traje a medida de Puigdemont

¿ Reformar la constitución para callar a Puigdemont?Esto es pan para hoy y hambre para mañana, porque el "president" lo que qu...