sábado, 15 de julio de 2017

Auge y caída de Marichalar

Lo sucedido con el que fuera esposo de la Infanta,nos da también una idea de como es la monarquía española, no se si en todas partes cuecen las mismas habas que aquí, pero la Casa Real española se pasó , se pasó cuando lo aupó y se pasó también cuando lo dejó caer.

D.Jaime era un empleado de un banco suizo, y tenía un sueldo que imagino que daba para comer y para algo más, pero de ahí al ritmo al que estaba acostumbrada la Infanta había un trecho. Cuando contrajo matrimonio, pasó a "trabajar" en distinto consejos de administración, no se muy bien en que consiste ese trabajo, creo que asesoran,,,y es un puesto codiciado, también algunos políticos forman parte de ellos, osea, no es una critica exclusiva contra Marichalar.

La hija del Rey, tenía que haber asumido de quien se enamoraba, pero pensó como asi sucedió que el maná caería del cielo, él también debió pensarlo. 

Todo el que se casa es para toda la vida, eso ya lo sabemos, pero la realidad aveces se impone y de malas maneras.

Desconocemos cual fue el detonante de que la pareja dejase de amarse, y no quiero pensar que fue el Ictus, pues cuando amas, amas , debió haber otras razones, lo cierto es que D.Jaime pasó a ser una especie de garbanzo negro, en una revista lo llaman Duque de lujo, aquí los chistosos no faltan.

Ni a él ni a ella, se les ha vuelto a ver enamorados o con una relación más o menos seria. Cuando los dioses dejan de estar a tu favor, es para echarse a temblar,  y con la familia real así ha sido, excepción hecha de Felipe. Y si sobre Marichalar se habló,no quiero pensar lo que se diría de la consorte en caso de un cese de convivencia.

Las 50 sombras machistas.

Cuando Erika L Mitchell terminó su manuscrito, se encontró con el dilema que se encuentran muchos autores, que las editoriales por motivo...