sábado, 29 de abril de 2017

El fin de un ciclo.


Lo sucedido en España en estos últimos 20 años es lo que en sociología se llama el fin de un ciclo, no es nada nuevo, así lleva la humanidad toda la vida, pero en España ha sido más acusado porque quizás fue todo más artificial. Un Rey impuesto por Franco porque ni siquiera subió al trono su padre, que era a quien le correspondía y una democracia a base de pactos anti natura, yo renuncio a la república ( Felipe Gonzalez) a cambio de un bipartidismo, o lo que es lo mismo perpetuarse en el poder.

Tanto el Psoe como el PP que son los que han gobernado este país han hecho que la sociedad terminara hastiada de todo, pero sobre todo de corrupción. Aquí el que llega a la política tiene un fin claro, llenarse el bolsillo, es lo que nos diferencia de otros países, donde se pueden dar casos aislados, pero no lo sucedido en España.

Ahora se habla de valores ¿ que valores? éticos? morales? de nada sirve hablar de ética o moral si luego votas a quien carece de ellos. En España se confunde los valores que pertenecen a toda la sociedad con los que pertenecen a un grupo religioso.Se confunden leyes civiles con normas religiosas. Así cuando se habla de valores se mete el divorcio, mal visto por un sector minoritario que quiere volver a los años 50, otro valor es la anti ideología de género, algo abstracto porque no van a la raíz del problema, que es el rechazo de la homosexualidad en sus distintas variantes, o la aceptación por parte de la mujeres de determinados "valores cristianos" como es el aguantar el mal trato para que la familia continúe unida.

La decadencia de la que hablan los sociólogos tiene más que ver con el sistema capitalista actual, agresivo y falto de ética que con aspectos religiosos.Solo hay que ver lo sucedido con los desahucios y de como una gran parte de la sociedad miró para otro lado, sobre todo aquellos que hablan precisamente  de valores. 

En Europa además hay cierta obsesión por no ofender, confundiendose la crítica que es necesaria, con la burla y el insulto. Algunos lo tenemos claro, sabemos donde está el limite. No se puede decir nada contra los grupos religiosos que se mueven en los extremos sean islamitas o católicos, porque se sienten ofendidos, los primeros no suelen hablar aunque si actuar, con el consiguiente silencio de los suyos, y los segundos suelen practicar la mentira difundiendo noticias falsas, hasta de los suyos, hemos visto noticias sobre el Papa que eran difíciles de creer hasta para los no católicos y esto también forma parte de la decadencia en la que nos movemos.

Miss chiquitita y otras chorradas.

Menos mal que esta moda no llegó a España. Su origen surge en Estados Unidos hará un par de decadas entre ciertos estratos bajos de la ...