martes, 25 de abril de 2017

Arquitectura funeraria

                                            Cementerio de Estocolmo
La arquitectura funeraria evoluciona, lo mismo que la muerte que ya no es como antaño, con el siglo y la tecnología hemos ido sabiendo cosas que antes eran tabúes. Experiencias contadas por personas, fotos puestas en Internet no siempre agradables, porque parece que no todos los muertos descansan en paz, y asi hasta llegar a tener otro concepto del campo santo.
                          

Dumbres. Coruña

Arriba en imagen una foto del nuevo cementerio de Estocolmo, en casi todos los países se experimenta con la arquitectura funeraria, aquí en España también como en el cementerio de Dumbres en Coruña, esta nueva arquitectura resulta impersonal. Pero la época de los marmolistas pasó, los ángeles,las mujeres llorando ante la tumba y toda la escultura religiosa fue decayendo- En España tenemos un problema de super población y falta de espacio, y eso se nota cuanto entras en un cementerio,se aprovecha al milimetro el terreno, entre tumba y tumba no hay hueco. 
  Cementerio de Tulcan(Colombia) o el jardín de Eduardo manos tijera.

En otros países se apuesta por jardines y céspedes, pero aquí tenemos también la falta de lluvias, con lo cual se necesita de un jardinero y un presupuesto para agua, en un país donde dependemos de pantanos.

                                          Otra imagen de Tulcan

A veces la virtud está en el termino medio. El cementerio sueco me parece excesivamente impersonal, así como el gallego de Dumbria, el de Tulcan es original y no resulta tétrico, como algunos campo santos.La persona que va al cementerio es porque necesita saber que allí hay alguien enterrado, que allí quedan vestigios de un ser querido aunque solo sea un montón de huesos. 

Y para modas la de una pareja inglesa que se ha construido su casa entre las tumbas de un cementerio londinense. Cementerio con un historial de Yu-yus, pero no es el motivo de este post.




Las 50 sombras machistas.

Cuando Erika L Mitchell terminó su manuscrito, se encontró con el dilema que se encuentran muchos autores, que las editoriales por motivo...