sábado, 28 de enero de 2017

El declive de la monarquía.

Una imagen de Sofía en sus mejores años

El culebrón del Rey emérito se alarga, cuando no es un periódico es otro, solo ABC y la Razón se mantienen algo al margen, pues de todos es sabido su afinidad con la corona.

Una cosa es cierta en la vida, y es que hay que saber donde está el límite y hasta donde se puede llegar. No es cierto que en todas las monarquías cuezan habas o por lo menos no como aquí, esto es una monarquía democrática, no como la de ciertos países y el Rey está sometido a ciertos controles, o eso creíamos. 

Saber que a la vedette se le pagaban cantidades astronómicas por su silencio con dinero publico, es algo que no ha sentado bien a casi nadie, digo casi porque siempre hay un sector que parece verlo bien todo.

Según el Español la reina lo está está pasando mal, yo creo que lleva años mil pasandolo mal, porque al rey se le han visto gestos inapropiados con ella, el asunto no es nuevo.Algunos dicen que disfrutó de los aplausos de los españoles en los años de vino y rosa, hay triunfos que resultan amargos. Lo sucedido en la monarquía española es lamentable, pero no se le puede echar la culpa solo al rey ¿ nadie vio lo del yerno? parece que hubo voces de advertencia ¿ porqué les permitieron llegar tan lejos?. Resulta incomprensible para muchos, que con todo lo que la  infanta tenía ( solo por ser hija de reyes) necesitara meterse en un fregao como en el que se metió.

Leyendo un poco la historia de los Borbones, todos han tenido el mismo problema, su afición por las mujeres  y no precisamente con clase.Ver la imagen de la reina emérita contrasta un poco con la del rey, quien parece ajeno a todo y hasta feliz.Ahora tiene una nueva amistad femenina,pero viendo a la dama en cuestión dudo mucho que sea algo más que una amiga con quien charlar.Otro fenómeno que esta surgiendo es el argot empleado en ciertos medios para narrar la historia, asi en un periódico de hoy sale esta noticia: Barbara había cogido ciertos pelos porque quería hacer una prueba de ADN, pues pretendía quedarse embarazada de él y necesitaría posteriormente pruebas.

El rey emérito ha abusado de lo que él llama la profesionalidad de la reina, parece que tenía que aguantarse con todo lo que le echaran encima por el bien del país. Hoy es una mujer destrozada, y algunos periodistas también han hablado de ella, no siempre en términos elogiosos, sería muy profesional, pero han sacado a relucir su lado oscuro.


Carmen Franco y su biografía novelada

Vivimos tiempos de novela histórica y después de conocer los amoríos de Suñer y la marquesa de Llanzol, ahora le toca al turno a la hija ...