martes, 10 de octubre de 2017

Lugares apartados y bellos por si mismo.

Ayer hablaba de la casa de Putin, el presidente ruso, y la belleza es relativa, pero en todos los casos tiene que inspirar algo, aunque solo sea la de los bajos instintos, que también la hay. En este caso no hablo de persona sino de lugares. Y he elegido dos fotos de corte religioso, dos antiguas iglesias góticas de las que solo quedan las paredes. ¿Puede un edificio en ruinas ser bello? depende del edificio y de las sensibilidad de la persona. 
A mi estos edificios religiosos me llevan al pasado, evocan momentos que quizás no siempre fueron fáciles, la sangre también corrió en muchas ocasiones, porque ya sabemos que la religión tiene esa vertiente oscura, y los siglos XVI-XVII y XVIII no fueron de color de rosa, pero no tengo porque ver el lado mas escabroso. Y esas "ruinas"me inspiran, me trasladan a otro tiempo.

Llegados a este punto prefiero hablar del gótico y de restos de monasterios e iglesias no exentos de belleza, lugares que quizás nunca pueda visitar y solo me queda verlos por fotos, a hablar del asunto catalán que ya me supera.

Hay viajes y viajes, los de Disney, los cruceros y otros tantos y hay lugares que casi nadie visita, solo algunos estaríamos dispuesto a ir y hacer un pic nic en los aledaños, prometo no ensuciar el lugar ni con una miga de pan.


Medicina forense, siempre interesante, pero no al gusto de todos.

No hace mucho un médico forense vino a darnos una charla al centro de San Juan, donde hago voluntariado, y entre las preguntas, saliero...