jueves, 29 de diciembre de 2016

Un amor en Afganistan

Estoy leyendo un libro cuyo título me abstengo de decir, no se trata de herir por herir, ni de menospreciar a nadie, además el tema de los enamoramientos es complejo. Puede suceder que tengas veintitantos incluso más y ningún hombre se haya fijado en ti, quieras tener descendencia y la vida que es muy jodida te lo esté poniendo complicado. 

  Y en eso aparece un caballero de cultura muy distinta y se produce el flechazo. La dama en cuestión no ve más allá de sus narices y se ve involucrada en un matrimonio a miles de Kms de distancia,se hace musulmana y se tapa desde la cabeza hasta los pies; luego si hay un problema, que la embajada responda. La de España no suele estar para estos menesteres, las de otros países si , pero el personal del cuerpo diplomático español está hecho de una pasta distinta.
        El problema de estos amores es que es siempre ella la que tiene que aceptar todo
        
         Las historias no se pueden valorar bien desde fuera. Pero en este caso la enamorada no podía vivir sin su amor, y lo seguía allá donde iba, casada por supuesto. El problema a veces no es la distancia, sino otras cuestiones más complejas. No es lo mismo estar casada con un protestante que con un musulmán afgano. La vida en Afganistan según nos cuenta es una pesadilla para las mujeres, tuvo un parto en una casa donde no había ni agua, la atendió la suegra, le pusieron un emplasto en la vagina porque la tuvo que rajar,, en fin, no sigo, tuvo suerte de que no se muriera, en Afganistan fallecen todos los años un buen numero de mujeres durante el parto, porque no pueden ir a los hospitales , ya que los médicos son hombres, y si no pueden ver un pie desnudo, imagínense, verle otras partes del cuerpo. Al niño le pusieron un menjunje con sangre del cordero degollado, que tuvo que presenciar, y ella lo superó todo muy bien por el amor que sentía por él.

Está claro que el amor hace milagros y hay sueños que se pagan caros.

   La última parte de esta historia no pensaba contarla, pero al final he decidido hacerlo. La protagonista de este libro le contó su calvario a una periodista española, que fue quien la escribió, y hubo un acuerdo verbal entre ambas, la autora le daría la mitad de lo que ganara, el libro fue un éxito, vendió 230.000 ejemplares, osea que debió embolsarse entre 700.000 y 800.000 €uros, y la protagonista no vio ni un duro.Llevó a juicio a la autora,  y lo perdió, esta última alegó que ella le contó la historia de forma voluntaria, y como la justicia es como es, un buen abogado , buena suerte por una de las partes, y mala por otra hicieron el resto.
    ¿Realmente la autora no le dio ni un céntimo? Pues es posible que no. Yo hace un mes le di una información a una escritora de bastante prestigio, europea, sobre un tema que andaba  buscando, como yo no podía desplazarme hasta cierto país europeo, le dije a ella donde se encontraba, con datos muy precisos. ¿ creen que me dio las gracias? 



La liberación de Leopoldo Lopez

La liberación de Leopoldo Lopez por parte de la mediación de Zapatero ha llegado a sentar mal a un sector. La mezquindad de algunos no ...