sábado, 30 de julio de 2016

De Fidel a Raúl y el cuento chino de la revolución



Este año se han cumplido 60 de revolución o fiasco como quieran llamarlo. Si el pueblo de Cuba salía de una noche oscura en el 59 fue para entrar en un periodo negro. Decir que en Cuba hay progreso es hacer un comentario banal por parte de la gauche caviar como en su día dijo un critico francés precisamente de izquierda , eso le valió el ostracismo de los suyos porque a Cuba no se la critica.

El Comandante tiene patente de corzo, bueno ya hace tiempo que aquello pasó a la historia, hoy de Cuba la izquierda prefiere no hablar,por que ¿qué se puede decir?

Este año han salido 44.000 cubanos con rumbo a Miami, nadie abandona su país si se vive bien, dejemosno ya de milongas. Hoy Cuba es un país de ancianos, porque allí se tiene un hijo, solo uno, la gente no quiere atadaduras sentimentales porque no se sabe si un día tendrás que dejar el país.

Hay que decir en mor de la verdad que Raúl ha hecho algo, como permitir al cubano la entrada en los hoteles, tener teléfonos móviles, ya no se necesita el permiso obligatorio para viajar, también se puede comprar o vender una casa, pero la vida de una persona no puede quedar reducida a que dejen entrar en un hotel o tengas un tel móvil. La vida es un conjunto de cosas donde la calidad y cierta comodidad no están exentas.

Raúl deja el poder en 2018, apuesto a que está vivo y se saca un as de la manga para no dejarlo. La gente está harta de un sistema único que no ha traído ventajas a la población, lo de Cuba ha sido/ es un experimento que salió mal, las ocurrencias del Comandante eran eso ocurrencias que los cancerberos del régimen aplaudían.

Esos mismos cuando caían en desgracia huían a Miami para contar las miserias de los hermanos, hay historias como para no dormir sobre las vida y milagros de los Castro.

Y una última reflexión , el exilio de Miami que carga las tintas contra la emigración procedente de Mexico u otros países del continente americano ¿ ellos que son? Hace poco oí un comentario de un exiliado alabando a Donal Trump por la cantidad de expulsiones que iba a hacer,, pues que se anden con cuidado que cuando al Tio Sam no les convenga también ellos pueden salir maltrechos.

Cuando se escribe y para quien se escribe

Para escribir hay que tener dentro el germen y el Don, lo pongo en mayúsculas, porque solo lo tienen unos cuantos, el germen lo tenemos...