viernes, 17 de junio de 2016

Pujol y Conde, la misma cara, la misma moneda.


Hay gente ingeniosa cuando de trincar se trata, no voy a hablar de lo que hacen por otro lado, me voy a limitar a mi país.

Podría hablar del Duque, el que vivió en Palma pero el personaje me resulta tan revulsivo que hasta me cuesta, ya otros han hablado largo y tendido. ¡¡ El bueno de Iñaqui!! frente al ogro de Maricharlar.

En este país hay dos personajes que se han llevado la palma, son la misma moneda y ambos con la misma cara. Uno el honorable,que sacaba dinero hasta de las piedras de Monserrat, el honorable perteneció en tiempos a la Masonería pero aquello no debía ser lo suyo y lo dejó, en las logias no siempre se va a presentar una plancha, también hay quien hace negocios, en época de Franco hasta quisieron cambiar la sucesión al trono de España (Villar Massó), Pujol era católico practicante y asistía a ejercicios espirituales de vez en cuando en el Monasterio de Monserrat, allí conoció a quien sería su banquero de confianza, no se si es el hombre quien persigue el dinero o este al hombre.

El otro, Mario Conde también masón en épocas pasadas, Conde tenía una vena espiritual,lo digo porque le oí en cierta ocasión hablar como si fuera un monje cartujo,también le iba el esoterismo, pero al final lo que iba es vivir como un Rey, guardando lo "ganado" pero bien lejos de hacienda y sin las responsabilidades de quien porta la corona.

En este país siempre ha habido personajes singulares, ya Cervantes  y algún autor del siglo de oro lo comentan, antes eran picaros ahora reciben otros nombres,poco ha cambiado el ibero a lo largo de estos siglos.



Cuando violar a una mujer sale casi gratis.

La mayoría de la sociedad española ha reaccionado de forma contundente a lo sucedido durante los sanfermines, digo la mayoría porque h...